La virtud de la coherencia

padres del desiertoHenri Nouwen compiló muchos dichos de los Padres y Madres del desierto en un libro llamado La sabiduría del desierto. Los Padres y Madres, a pesar de haber vivido en los siglos IV y V, hablan a nuestra condición como si fuesen nuestros contemporáneos. Uno de estos dichos aparece en el siguiente relato:

Abba Isidoro de Pelusia dijo: “Vivir sin hablar es mejor que hablar sin vivir. Porque una persona que vive rectamente nos ayuda con el silencio, mientras que una que habla demasiado simplemente nos aburre. Sin embargo, la perfección de toda filosofía es que las palabras y la vida vayan de la mano.”

Vivimos en un mundo saturado de palabras y palabrería. El hablar ha llegado a ser muestra de poder y el callar muestra de debilidad. En realidad, aquellos que más hablan dicen muy poco y aquellos que hablan poco, dicen mucho.

La virtud que brota del buen hablar y del silencio es la coherencia. Es decir y hacer una misma cosa. También es desear una sola cosa. Los antiguos escritores de espiritualidad hablaban del desafío de tener un solo ojo, una sola visión hacia la meta.

Cambiamos la cualidad de las palabras por la cantidad de ellas. Cambiamos la verdad por palabras elocuentes que soban el ego pero están lejos de penetrar el corazón.

Tal vez no nos haría mal una estadía en el desierto para aprender el valor de las palabras para luego poner en práctica la virtud de la coherencia.

Henri Nouwen y Yushi Nomura. (2002). La sabiduría del desierto: dichos de los padres y madres del desierto. Buenos Aires: Editorial Claretiana.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s