Agranda la puerta

Agranda la puerta, Padre,

porque no puedo pasar;

la hiciste para los niños,

yo he crecido a mi pesar.

 

Si no me agrandas la puerta,

ahícame, por piedad;

vuélveme a la edad bendita

en que vivir es soñar.

 

Gracias, Padre, que ya siento

que se va mi pubertad;

vuelvo a los días rosados

en que era hijo no más.

 

Hijo de mis hijos ahora

y sin masculinidad

siento nacer en mi seno

maternal virginidad.

 

– Miguel de Unamuno

de Cancionero. Diário poético (1928-1936)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s